Nuestra mision

Una empresa se asemeja intrínsecamente a aquellos que la forman: equipo, clientes,
proveedores, socios … una máxima en Opal, muy vinculada a nuestra historia y
nuestros valores.
Nuestro compromiso original se basa en el desarrollo y distribución de gafas para niños.
Monturas técnicas, robustas y coloridas que han contribuido a esbozar una sonrisa en
aquellos jóvenes que las usan y que, hasta este momento, tenían muy pocas opciones
dónde elegir. Hoy en día, nuestros primeros clientes han crecido y, nosotros con ellos.
A lo largo de estos 25 años, hemos tomado una posición de liderazgo en colecciones
para niños y hemos contribuido a la accesibilidad del equipamiento óptico para todos
los públicos, especializándonos en una gran oferta de producto a precio reducido.
En paralelo desarrollamos licencias para adolescentes y adultos, escogiendo grandes
marcas que, al igual que sus hijos, nunca perdieron su espíritu. Por último, hemos
invertido en la adquisición de Demetz, una empresa especializada en óptica deportiva
ya qué, según nuestra concepción de futuro, los niños y el deporte son dos universos
apasionantes y complementarios.
En la actualidad afrontamos nuevos retos de futuro, sin perder de vista nuestros
valores mientras desarrollamos nuestras filiales en el extranjero:
En 2019, hemos lanzando nuevos servicios para ayudar a los ópticos a afrontar los
nuevos desafíos que surgen en su profesión. Con Facing EDI podrá ganar tiempo de
respuesta ya que, permite una conexión en tiempo real con el stock de Opal y por tanto,
facilita la reposición automática de existencias. Gracias también, a la posibilidad de
incluir el montaje de lentes junto con su montura, podrá ofrecer conjuntamente ofertas
tipo «segundo par incluido» o incluso la modalidad «100% salud ocular».
La preocupación por el futuro de nuestros niños es lo que nos impulsa a enfocarnos
al diseño y sistema de fabricación francesa con un doble objetivo: contribuir a la
transmisión de conocimiento local mediante el mantenimiento del trabajo manual en
nuestros talleres locales para generaciones futuras, así cómo contribuir a un esfuerzo
social para preservar el planeta mediante la reducción de nuestra huella de carbono.
En Opal, queremos seguir viendo el mundo con los ojos de niño, no de una manera
ingenua, ya que somos conscientes de lo que está en juego tanto en nuestra sociedad
como en nuestra profesión, sino de una manera sólida y segura, sin prejuicios. Para
nosotros, es seguir creyendo que podemos construir el futuro en equipo con la certeza
de que todo es posible.

FRANÇOIS FORT
CEO